La ExpoBosque, organizada por la Ilustre Municipalidad de Chonchi, el Ministerio de Agricultura y la Agrupación Forestal el Canelo, en su XIII versión escogió a los ganadores del segundo concurso de "Cuentos del Bosque Chilote". 

Diez fueron los concursantes que contuvieron sus relatos en cien palabras, de los cuales tres fueron los ganadores. En categoría infantil la ganadora fue 
Pia Valentina Shulz Olguin, con su cuento "Nada es lo que parece". Mientras que en la categoría adulto el primer lugar se quedó con la historia denominada "La respuesta esta en el Arbol" de Dario Armijo Pontigo, y el segundo lugar se quedó con "Magia de invierno" de Alicia Mejias Labra.  
 

LA RESPUESTA ESTÁ EN EL BOSQUE

Fue una mañana de invierno, el clima estaba re duro, frio y con lluvia como ustedes bien saben. Mi cabeza estaba nublada y algo aproblemado; aquella mañana sentí la necesidad de ir al bosque, fue como un llamado insistente. Tomé la motosierra y el hacha y partí con mi makün a caminar, pensando en el camino que tenía que agarrar calor botando algún tepú o ciruelillo del campo. Llegando al lugar, aquel Canelo que estaba pensando botar, me dijo “toma asiento”… conversamos toda la mañana, y toda la tarde. Volví a casa sin leña, pero con el corazón despejado.

MAGIA DE INVIERNO

"Tarde invernal, sentada en el calor de mi hogar, miro por la ventana empañada, la tranquilidad se ve interrumpida por un charco de agua. Salgo en busca de ayuda, esta lluvia nubla mi vista, el viento no me deja avanzar, camino a través de mí bosque chilote,  sintiéndome protegida.
 
Entre árboles sagrados, mis canelos, oliendo el perfume de este lugar, caigo al suelo musgoso, por el susto de un ruido desconocido, en la soledad de ese verde paisaje. Me levanto cuidadosamente, a mi mente vienen los recuerdos de las historias contadas por mi abuela, historias que me mantenían en vela...... "

 
NADA ES LO QUE PARECE

Fernanda tenía un mal comportamiento con sus padres en Santiago y debido a eso ahora estaba en el campo de sus abuelos dirigiéndose con ellos al  parque nacional Cucao.
Fernanda intentó tocar un arrayán, su abuelo la alcanzó a sujetar antes de que ella cayera fuera del sendero.

Luego, ella vio un monito del monte, se acercó bruscamente y este escapó. Su abuela hizo un sonido y el mismo animalito se acercó y Fernanda  pudo acariciarlo.
A ella le encantaron todas las cosas del parque y pasó todos sus veranos junto a sus abuelos siendo una niña cariñosa y agradable.
 

 

 



 

Additional information